Limpieza y cuidado del parquet

Publicada en Publicada en Parquet

El parquet es un estilo de suelo formado por un mosaico de pequeños trozos de madera. En cierta medida, el parquet se puede limpiar de la misma manera que los suelos de madera estándar ya que está hecho de madera.

Sin embargo, las piezas de madera utilizadas para el parquet son mucho más pequeñas y más delgadas que los tablones de madera dura estándar y por lo tanto deben ser tratadas con más delicadeza.

La exposición al agua siempre es mala para la madera, ya que provoca que la madera se hinche y se deforme, algo que en el caso del parquet es aún más fácil. Afortunadamente el parquet se sella, por lo general con cera o poliuretano, por lo que puede ser fregado con un poco de agua cuando sea necesario.

Sin embargo, es necesario asegurarse de utilizar un limpiador que no quite el acabado y pueda exponer la madera a los daños más tarde. Sigue estas sencillas instrucciones para mantener tu suelo de parquet en unas perfectas condiciones durante mucho tiempo. Necesitarás:

  • Una aspiradora
  • Una escoba
  • Una fregona
  • Agua
  • Limpiador de parquet
  • Una toalla

Pasos para limpiar los suelos de parquet

Comienza por aspirar todo el suelo para eliminar la mayoría de la suciedad, el polvo y la arena. Muchos aspiradores tienen un ajuste especial para suelos desnudos o duros. No aspires el parquet si tu aspirador no dispone de un ajuste especial para suelos duros, parqué. En estos casos, es más seguro usar la manguera con un accesorio blando.

A continuación, utiliza una escoba para eliminar las partículas más pequeñas y deshazte de ellas. Es importante quitar toda esta suciedad primero antes de fregar. Estos pequeños pedazos de suciedad y arena pueden causar arañazos y actuar como abrasivos al fregar.

Por último, hay que fregar el suelo con una toalla húmeda. La clave para fregar con éxito el suelo de madera dura es usar la menor cantidad de humedad posible. Muchas veces, el agua corriente es suficiente para limpiezas regulares. Asegúrate de escurrir bien la toalla cada vez que la remojes.

Si el piso no está limpio con agua corriente o si está especialmente sucio, agrega un limpiador de suelo diseñado para suelos de parquet.

Enjuaga con agua limpia si es necesario y seca el suelo con una toalla para evitar que el agua se asiente en la superficie durante demasiado tiempo.

¿Es la limpieza a vapor segura para el parquet?

La limpieza con vapor no es una buena opción para los suelos de parquet. Aunque utiliza una cantidad mínima de humedad, uno de los componentes principales del parquet es el pegamento utilizado para adherir las piezas de madera. Dado que las piezas son tan delgadas y se utiliza tanto pegamento, el calor podría hacer que el pegamento se ablande.

Consejos e ideas adicionales

Los limpiadores de suelo de parquet están especialmente diseñados para mejorar el suelo de madera con nutrientes y aditivos para mantenerlo mejor. Protege las áreas de tráfico pesado, tales como áreas de entrada y pasarelas con alfombras decorativas.

Evita el uso de productos de limpieza duros en los suelos de parquet. Pueden dañar el acabado y quitar el brillo original.

La madera y el agua no se mezclan bien. Utiliza cantidades mínimas de agua al limpiar y asegúrate de que el área puede secarse completamente, o de lo contrario la acumulación de agua podría ablandar el pegamento o hinchar la madera (dos de los desperfectos más comunes que sufren los suelos de parquet que no se cuidan correctamente).

Además, si tienes a mano algo de agua destilada para fregar sería ideal, ya que previene la acumulación de materiales en tu suelo de parquet.

Esperamos que estos consejos sobre limpieza y cuidado del parquet te hayan resultado útiles. Recuerda, primero se debe aspirar el suelo con el ajuste especial para suelos duros, luego pasar la escoba para eliminar el resto de suciedad superficial y por último fregarlo todo con una toalla húmeda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *