Parquet

Cómo quitar arañazos, abolladuras y marcas causadas por sillas de ruedas en suelos de parqué

Lo último que quieren ver los propietarios de suelos de parqué son arañazos y abolladuras en su hermoso suelo. Sin embargo, los arañazos y abolladuras en los suelos de parqué son bastante difíciles de evitar en caso de que una o varias personas de las que residen en la casa sean usuarios de sillas de ruedas.

¿Repararlo uno mismo o recurrir a un profesional?

Quitar las marcas, arañazos y las abolladuras que una silla de ruedas pueda causar en un suelo de parqué es una labor que debería dejarse a los profesionales. No sólo porque hacen falta herramientas y materiales específicos para ello, sino también porque si la reparación no se realiza como debería, un simple arañazo puede terminar convirtiéndose en un metro cuadrado de destrozo.

Si aún a pesar de estas advertencias tu manitas interior se ve capaz de arreglar este tipo de desastres, te dejamos algunos consejos paso a paso:

  • Los arañazos generalmente se eliminan rellenando el arañazo o lijando el suelo de parqué.
  • Para eliminar arañazos leves, necesitarás alcoholes minerales y una fina almohadilla de lana de acero.
  • Frota con a lo largo del rasguño; frotar contra el arañazo puede causar más destrozos que tendrás que arreglar más adelante.
  • Cuando ya no puedas ver el arañazo y el parqué esté liso, frótalo un poco con los alcoholes minerales, y listo.
  • Si el arañazo es demasiado profundo, necesitarás rellenarlo con relleno de parqué.

Eliminar las abolladuras de los suelos de parqué es un proceso diferente de eliminar los arañazos o las marcas. Muchas abolladuras se pueden eliminar mediante el uso de una combinación de calor y humedad para elevar la parqué a su forma original. Las abolladuras ocurren cuando algo pesado o contundente golpea la parqué con fuerza, como en el caso que nos ocupa, cuando una silla de ruedas cae con fuerza y choca contra el suelo de parqué.

Se recomienda recurrir en este caso a un profesional si ves que colocando una toalla húmeda caliente sobre la abolladura no ocurre nada (lo que significará que la abolladura es demasiado profunda y se deberá rellenar con un recubrimiento epóxico). En caso de que esto tampoco funcione, se deberá sustituir el tablón entero (o los tablones, si la abolladura alcanza varios de ellos).

A pesar de lo duraderos que pueden ser los suelos de parqué, no es raro que sufran de vez en cuando algún arañazo, abolladura o se manchen debido al uso de una silla de ruedas en su superficie. Por eso es importante cuidar hasta los accidentes más leves para preservar el aspecto y la longevidad de los suelos de parqué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *